No queremos abandonar nuestros trabajos. Queremos que atiendan a nuestros familiares

Tras la publicación en el Borm de lunes 9 de noviembre de 2020, en la que se aprueban las bases reguladoras de la concesión de ayudas individuales a personas trabajadores en situación de excedencia laboral, reducción de jornada de trabajo o permiso sin sueldo, para el cuidado de hijos o de hijas o familiares.

 

 

 

 

El texto, expone la concesión de ayudas individuales,  tras el cierre de centro para personas mayores en situación de dependencia, y de centros de día de servicios sociales, así como centros de atención a personas con discapacidad,  lo que incluye no solo los recursos para mayores, sino también los recursos destinados a personas en situación de discapacidad o dependencia.

 Estas ayudas son recibidas con incredulidad, por los familiares. “quiero trabajar con la garantía de que mi madre, con Alzheimer, este con tratamiento profesional”, comenta Ana, vocal de Afal Cartagena y comarca.

Familiares de una usuaria del centro argumenta que “nuestra atención no es suficiente, no sabemos y no podemos sustituir el trabajo de profesionales especializados”

Por tanto, estas medidas, no solucionan las necesidades de los usuarios, ni de los familiares, que por imperativo del cierre apresurado y sin ninguna alternativa para el colectivo.

La realidad de los usuarios es el continuado deterioro que sufren día a día, sin su tratamiento no farmacológico, con un importante grado de importancia, para su salud.

Por ello, los usuarios, requieren o bien, financiar la intervención a domicilio de profesionales sanitarios, para que los usuarios no se vean afectados o reconsiderar la apertura de centros proporcionado los medios adecuados.

Raúl Nieto

Raúl Nieto

Gerente