Hace años se clasificaba las demencias por su edad de aparición: precoz o presenil y senil o tardía. Hoy en día este método de clasificación ha quedado relegado a un papel de complemento. Así distinguimos un Alzheimer precoz

–si aparece antes de los 65 años- de un Alzheimer tardío cuando lo hace después de esta edad. Otra clasificación posible es la basada en la estructura cerebral que está dañada. –

Las demencias corticales, como elAlzheimer, se producen por la degeneración de la corteza cerebral y cursan con amnesia, afasia, agnosia , apraxia y dificultades de memoria. –

Las demencias subcorticales se producen por la disminución en la estructura profunda de las substancias gris y blanca del cerebro. Presentan dificultades en el procesamiento de información, dificultades de evocación y de abstracción, dificultades para desarrollar estrategias y alteraciones de los afectos y la personalidad

 

– apatía, depresión…- la demencia asociada al Parkinson sería de este tipo.

– Las demencias axiales son las asociadas a lesiones en el lóbulo temporal e hipotálamo. Producen graves dificultades de retentiva, desorientación, amnesia, despreocupación y falta de iniciativa. Asimismo podemos hablar de demencias de tipo genético; de primarias o secundarias, dependiendo de si son consecuencia de un trastorno principal; de irreversibles o reversibles. Las más frecuentes y conocidas serían:

– Enfermedad de Alzheimer, que es una patología degenerativa cerebral sin causa conocida.

– Demencia vascular o multi-infarto, producida por hemorragias, infartos o trombos en el cérebro. Su aparición es brusca y repentina, y pueden darse episodios de mejora y empeoramiento sucesivos. Son factores de riesgo la hipertensión, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares entre otros.

– Enfermedad de Pick, de aparición temprana es una demencia progresiva que comienza entre los 50-60 años. Aparecen cambios y alteraciones en el comportamiento, acompañados del deterioro de la inteligencia, la memoria y el lenguaje, pudiendo ir acompañado de euforia o apatía.

– Enfermedad de Huntington, de origen genético, empieza a manifestarse hacia la tercera o cuarta década de vida. Suele ir acompañada de depresión o ansiedad y cursa lentamente, produciendo la muerte del paciente tras 10 o 15 años.

– Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, mas conocida como enfermedad de las vacas locas. Es una demencia de evolución rápida que produce la muerte en uno o dos años. Produce, entre otras manifestaciones, parálisis progresiva de los miembros, rigidez, temblor. Suele aparecer en torno a los 50 años, aunque puede hacerlo a cualquier edad.

– Enfermedad de Parkinson, es degenerativa y puede aparecer entre los 40 y los 70 años. Sus efectos mas palpables son dificultad para concentrarse, tendencia a la distracción, trastornos de visión y espaciales, retardo del pensamiento, menor capacidad para ordenar secuencias, dificultades ante los cambios y las alteraciones en tareas. El propósito de estas líneas no es otro que poner de manifiesto la variedad depatologías asociadas al cerebro, que nos pueden llevar a cierta confusión ante cambios en el carácter y la personalidad de un ser querido. Es importante observar con atención. De la buena información que podamos dar al especialista dependerá, en parte, un diagnóstico acertado y por lo tanto un mejor tratamiento.

Fuente: http://www.hechosdehoy.com/desde-el-alzheimer-precoz-o-tardio-hasta-la-enfermedad-de-parkinson-31834.htm